Seleccionar página

Tras dos años de andadura y con una pena tremenda, premios, reconocimientos y, sobre todo, un montón de amigos y compañeros que han apoyado el proyecto, ha llegado el momento de parar y echar la persiana de Be Helpie. Ha llegado el momento de cerrar la aplicación.

Be Helpie nació con el objetivo de cambiar las cosas. No de cambiar el mundo, porque el mundo cambia a cada instante, pero si quisimos aportar nuestro granito de arena para hacer un mundo un poco mejor, un poco más justo, un poco más solidario.

Quisimos que la solidaridad formara parte del día a día de la gente. De toda la gente. Quisimos que la solidaridad no fuera parte de unos pocas personas solidarias y crear un modelo de solidaridad divertido, entretenido, positivo y para todo el mundo.

Conseguimos embarcar en el proyecto a un grupo de personas maravilloso. Logramos constituir un equipo de primer nivel, gente que se dejó la piel y horas de sueño en tratar de conseguir sacar adelante una ilusión. Compartir con ellos estos dos años de andadura ha sido, sin duda, lo mejor que hemos conseguido y la mayor satisfacción que nos llevamos.

Queremos agradecer a nuestros inversores, partners, Fundaciones y ONG la confianza depositada y decirles que también tienen un sitio para siempre en nuestro corazón. Han sido unos compañeros de viaje de primer nivel. Conocerlos y trabajar con ellos ha sido un lujo al alcance de muy pocos.

La aplicación funcionaba y encantaba a todo el mundo. Tuvimos un engagement muy superior a la media y nuestro proyecto consiguió premios y reconocimientos a nivel nacional. Desgraciadamente los costes directos de mantener la aplicación abierta y el poco volumen de usuarios que llegamos a conseguir (no llegamos a superar las 40.000 descargas) no nos permiten seguir manteniendo el proyecto abierto.

Aunque es un momento un poco triste, es el momento de ser positivo y quedarnos con todo lo positivo, con un aprendizaje de primer nivel y con el buen sabor de boca de haber conseguido recaudar más de 15.000€ que han ido, directamente, a manos de nuestras ONG colaboradoras y con los que se han llevado a cabo cosas maravillosas.

Gracias a todos los que habéis confiado en este proyecto.

Miguel Pueyo y Joseba Carricas