Seleccionar página

El pasado 26 de abril os informábamos en este post de que ENISA nos había concedido un préstamo participativo de 50.000 €.

Pues bien, el pasado 12 de junio hicimos una escapada relámpago a Madrid (ir – firmar – volver) para formalizar la operación ante notario. Comimos regular en un bar de carretera. Poco más que contar.

Como ya os decíamos en este post anterior, lo más importante de este hito no es el dinero (que siempre viene bien), sino el espaldarazo al proyecto. Nuestro objetivo es llegar a ser rentables por nosotros mismos, alcanzando break even con nuestros propios, no la financiación externa. Pero, mientras llega ese momento, una apoyo institucional tan relevante como ENISA es una gran satisfacción para todo el equipo.

Seguimos ✌️