Seleccionar página

Ya hemos superado las mil descargas en Google Play y vamos a buen ritmo camino de las 2.000. ¡Bien!

No parece un hito como para echar las campanas al vuelo, pero hay una cuestión muy relevante: Lo hemos conseguido siguiendo el plan de marketing y el plan de negocio pre-establecido. Hemos cumplido las fechas que teníamos previstas y lo hemos conseguido optimizando el embudo de marketing, siguiendo el proceso que nos habíamos marcado de adquisición de clientes y con un CPA (Un coste de adquisición de usuarios) que ha rondado los dos euros por usuario.

Y esto es relevante porque, siguiendo el plan de negocio, en unos pocos meses llegaremos a break-even (Equilibrio entre gastos e ingresos) y unos meses más tarde podremos empezar a generar tantos ingresos propios como para abordar la internacionalización que tenemos prevista.

Pero como decía Jack el Destripador, vayamos por partes: ¿Qué es eso del embudo de marketing? ¿Y la optimización del embudo? ¿Y que es eso del CPA o Coste Por Adquisición? Os lo vamos a intentar explicar de una manera muy sencilla:

EL EMBUDO DE MARKETING 

El embudo de márketing es el proceso por el que pasan nuestros usuarios, desde que nos conocen hasta que los convertimos en clientes, los fidelizamos y nos recomiendan. Necesitamos darnos a conocer entre un público amplio para que al pasar por el embudo, una proporción de los mismos se conviertan en clientes. En realidad, desde el punto de vista de Be Helpie, es el proceso o mecanismo para ir metiendo usuarios a nuestro negocio o a nuestra tienda. En nuestro caso, a la app Be Helpie. A mayor boca de embudo, más usuarios por el otro lado.

Nuestro embudo de adquisición de usuarios tiene cuatro fases principales.

Paso 1. Anuncios en Facebook Ads. Con un producto que la gente quiere (Ej: 2 entradas al concierto de los 40 principales), hacemos un anuncio (foto + texto), elegimos un público (Ej: jóvenes, de 18 a 24 años, usuarios de Android, de Madrid, chicas, que les guste la música, los 40 y Alejandro Sanz) y lo lanzamos. Le asignamos un presupuesto (100€) y le decimos a Facebook que lo optimice para clics.

Facebook deja optimizar para otras cosas: para interacciones como likes, si quieres seguidores en redes, o comentarios, si quieres conocer a tu público. Para impresiones, si buscas crear recuerdo de marca… Nosotros queremos que hagan clic en nuestro anuncio para llevarlos a nuestra web. Con el presupuesto que le hemos asignado, Facebook nos dice que nuestro público potencial es de 400.000 personas y que con ese presupuesto podemos llegar a 30.000 personas. La realidad es que el anuncio se muestra sólo a 20.000 personas (dependiendo del presupuesto), y de esas sólo un 2% hace clic en el anuncio, es decir, 100 personas.

Paso 2. Landing de producto. Hacemos una web en la que aterricen esos 100 usuarios, les explicamos lo que “vendemos” (un sorteo de dos entradas en nuestra app). Explicamos nuestro concepto de #SolidaridadSmart y enseñamos a antiguos ganadores de otros concursos, felices con sus premios, para dar credibilidad. Especificamos las características del producto que sorteamos y ponemos un botón con el que re-dirigimos a Play Store, para que se descarguen la app. De las 100 personas que llegaron a la web, sólo 50 hacen clic en “descargar”.

Paso 3. Usuarios registrados. La app ya está instalada en el teléfono de esos 50 usuarios, pero necesitamos al usuario identificado. Le pedimos nombre y apellido, mail y número de teléfono. Además, tienen que validar el correo. Somos una app que monetiza, que recauda dinero para ONG y que pide la tarjeta de crédito, no podemos tener usuarios no identificados o con correos falsos. Tenemos que ser SUPER TRANSPARENTES. Aquí perdemos nuevamente unos pocos usuarios, pero muy pocos. Nuestra tasa de conversión ronda el 90%, que es alta.

Paso 4. Usuarios activos. Y el usuario registrado abre la app, la estudia, participa en uno o dos concursos y… el 50% se la desinstala antes de cumplir ¡¡¡las primeras 72 horas!!! El usuario mobile es cruel, pero la vida es así de dura y nos gustan los retos ;D

Este es el resumen de nuestro embudo: Podemos impactar a 400.000 personas, llegamos a 20.000, clican 100, se instalan 50 y nos quedamos con 25.

Extrapolando de una manera muy básica: si hemos gastado 100€ en conseguir 50 usuarios, nuestro CPA está en 2€. Extrapolando de una manera aún más básica, y rondando el absurdo: si gastando 100€ conseguimos 50 usuarios, gastando 100.000€ conseguiríamos 50.000 usuarios. ¡Ojalá fuera tan fácil! Hay mil matices, pero básicamente es lo que hay que hacer. Y lo que sabemos hacer. Y lo demostramos semana a semana, con un plan de negocio que incrementa el número de usuarios progresivamente y que tiene un objetivo de 50.000 usuarios para break even.

Lo bueno de este durísimo proceso es que todos, todos, TODOS los aspectos del embudo están medidos y analizados y se pueden optimizar.

Lo mejor de este proceso es que tenemos un equipo estupendo que trabaja en todos y cada uno de los aspectos a mejorar para que podamos (gradualmente) llegar a gastar esos 100.000€ y conseguir 50.000 usuarios. ¡Y más!

Lo siguiente es optimizar el embudo de marketing: anuncios, landings, proceso de registro… Optimización que también os contamos aquí