Seleccionar página

Se ha hecho esperar, pero… ¡ya está aquí!

Por fin hemos podido sacar a mercado la nueva versión para iPhone. Estamos muy satisfechos, porque era una gran espinita que teníamos clavada.

Indudablemente ha sido un hecho que nos ha hecho sufrir algunos inconvenientes a lo largo de estos meses:

  • Muchos de los partners inversores con los que nos hemos ido encontrando, por su nivel socio-económico, tenían iPhone y no podías instalarse la app, entenderla y conocer nuestro modelo de negocio de primera mano.
  • Tampoco podíamos impactarles en el día a día con nuestras pushes personalizadas, con lo que tampoco podían comprobar nuestras estrategias de engagement y el trato personalizado a los usuarios.
  • Algunos de nuestros esfuerzos en marketing eran malgastados: el crecimiento orgánico (las recomendaciones entre usuarios) a veces topaban con usuarios iOS que no podían descargarse la app, con la consiguiente pérdida de usuarios (gratuita) y el malestar entre ellos.
  • Los segmentos de público utilizados en las campañas de marketing siempre dejaban fuera a los usuarios iOS, reduciendo en cierta medida los públicos objetivos.
  • Aunque el coste de adquisición de usuarios iOS es superior al de Android, estadísticamente está demostrado que los manzaneros tienen el gatillo más fácil, y la recaudación entre ellos es superior.
  • También intuimos, aunque ésta es una apreciación nuestra, que puede darse el caso de que los usuarios iOS sean en general más solidarios. Es una mera intuición, y no se basa en ningún dato objetivo. Os lo diremos en unos meses.
  • En definitiva, la imagen y las sensaciones en general que se han transmitido por no tener las dos versiones de manera simultánea, no ha sido todo lo buena que nos hubiera gustado.

Aún y todo, no nos arrepentimos de haber tomado esta decisión. Fue la adecuada: según los informes y estadísticas que fuimos encontrando por internet, el 85% de nuestra población objetiva es usuario de Android. El testing había que hacerlo con la masa más multitudinaria, pivotar, comprobar que la app era estable, usable, intuitiva… e invertir después, con todo validado, en la versión iOS.

Conseguir pasar los filtros de Apple no ha sido fácil, analizan minuciosamente cada aspecto, cada imagen, cada texto, los acuerdos con ONG. Ha sido un gran logro pasar a la primera todas sus barreras y entrar en App Store por la puerta grande.

Ahora toca sacarle partido, ;D

Bienvenidos, usuarios de Apple. Esperamos lo mejor de vosotros ;D